AC Biobío Norte ya cuenta con sus primeras compuertas Rubicon para modernizar la gestión hídrica en beneficio de los regantes

El gerente de la organización, Rodrigo Romero, sostuvo que “en estos tiempos de escasez hídrica, el agua tiene que ser ocupada de manera óptima, eso es lo que deben entender las Organizaciones de Usuarios de Agua”.

Rubicon Water instaló una sofisticada solución de gestión de recursos hídricos para la Asociación de Canalistas Biobío Norte, con la cual esta organización ha iniciado un proceso de modernización de sus sistemas de distribución del agua para los regantes. El proyecto, recientemente ejecutado, consiste en la puesta en marcha de compuertas automatizadas que permiten medir, controlar y entregar el recurso de manera precisa y en los momentos requeridos por los agricultores.

Las compuertas fueron instaladas por el equipo de Rubicon Water Latinoamérica en el sector San Carlos de Purén, 20 kilómetros al sur de Los Ángeles, a orillas del Río Bíobío.  En este sector agrícola, el 80% del riego está destinado tanto al maíz como el forraje, en el contexto de la importancia de la lechería en esta región sureña.

Rodrigo Romero Jara, Gerente de la Asociación de Canalistas Biobío Norte, sostiene que los canales de riego en esta zona registran pérdidas por conducción de alrededor del 30%. “Con este tipo de compuertas, puedo asegurar a un usuario el caudal que está pasando en el momento, puedo tener el registro de cuánto le estoy entregando y que estoy cumpliendo sus requerimientos a la hora y el día que lo solicita. Pasamos de tener una eficiencia del 50% al 80%, fácilmente”.

Rubicon Water es una empresa especializada en brindar tecnología especialmente diseñada para estos fines, la cual ha sido incorporada por varias organizaciones de usuarios de aguas del país. Las compuertas automatizadas y la mayoría de sus componentes son desarrollados por la compañía en su fábrica de Shepparton, Australia y utilizados en los principales distritos de riego del mundo.

 “Este sistema de Rubicon, que permite manejar un sistema de canales, tanto por caudal o por volumen, abriendo y cerrando distintas estructuras de entrega desde el computador o el teléfono, nos permite gestionar el agua y adecuarnos a estos tiempos. Para allá es la tendencia de la gestión, sobre todo en estos tiempos de escasez hídrica, en que el agua tiene que ser ocupada de manera óptima, eso es lo que deben entender las Organizaciones de Usuarios de Agua”, agrega Romero.

 

Este nuevo proyecto de Rubicon implementa una solución de telemetría y telecontrol para una distribución del agua autónoma y segura, logrando proveer una mejor operación y monitoreo de los canales. De esta manera se mejora el servicio entregado por la Organización, obteniendo además un registro de caudales y volúmenes de entrega, midiendo el flujo de agua pasante del canal principal.

 

En tanto, las compuertas integran un enlace de comunicaciones vía radiofrecuencia con las oficinas de la Asociación de Canalistas, lo que permite que sean controladas de manera remota. Asimismo, el software SCADAConnect posibilita planificar, organizar, gestionar y entregar el agua de una forma eficiente, con monitoreo a distancia y alarmas ante posibles imprevistos en el flujo, los cuales son solucionables sin tener que necesariamente ir al lugar.

 

Romero añade que “la idea que tenemos como organización es que a futuro todas las entregas intraprediales también puedan ser operadas con este sistema, y que finalmente el canal tenga una gestión con la tecnología TCC de Rubicon (Control Total de Canal), es decir, que se puedan gestionar todos los canales y que todas estas compuertas se interconecten y vayan adecuándose a los requerimientos de cada agricultor”. 

Estas soluciones de gestión hídrica integran un sistema de comunicación y sensores para la medición del caudal, permiten gestionar todo de manera remota, por lo que las entregas se pueden realizar sin la necesidad de ir a las compuertas.

 

El Canal Biobío Norte distribuye su afluente según acciones en cada uno de derivados y canales.