Unas pruebas independientes han verificado la precisión in situ del dispositivo de control y de medición de flujo SlipMeter™ 

En octubre, el grupo de consultores Provost & Pritchard, con sede en California, testó un SlipMeter™ de 600mm instalado en el muro de contención aguas arriba de la toma parcelaria Van De Pol en el distrito de riego de Oakdale.

La precisión del SlipMeter™ se testó mediante 18 pruebas que cubrieron una amplia gama de condiciones operativas, representativas de aquellas que se pueden esperar en una toma parcelaria típica. Las pruebas se llevaron a cabo con tasas de caudal desde 28 L/s a 425L/s

En las tasas de caudal entre 85 L/s y 360 L/s, el SlipMeter™ tuvo un margen de precisión de ±1% con respecto al medidor de flujo de referencia. Los ingenieros de Provost & Pritchard informaron de que las pruebas de 28 L/s hubiesen tenido un margen de precisión de ±1% si las pruebas se hubieran llevado a cabo durante más tiempo para reducir la incertidumbre experimental general.

Una de las pruebas se llevó a cabo con una lámina grande de madera contrachapada situada a la entrada del SlipMeter™ para crear un 75% de obstrucción de la entrada del medidor. El error del 3.18% que se comunicó en esta prueba fue un resultado asombroso teniendo en cuenta el grado de la obstrucción.

Provost & Pritchard concluyó que el SlipMeter™ funcionó bien dentro de su configuración de fábrica y tuvo un margen de precisión constante del ±2% con respecto al medidor de flujo electromagnético de referencia certificado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST).