Se ha usado la tecnología de Tubería de Baja Presión (LEP según sus siglas en inglés) de Rubicon para reemplazar un canal abierto de suministro de tierra de 836 m de largo como parte del Proyecto Conexiones de Agua de Goulburn-Murray, el distrito de riego más grande de Australia.

La tecnología LEP es un sistema de tuberías compartido alimentado por gravedad que usa los puntos de servicio y software informático de la BladeMeter™ para distribuir agua desde canales a múltiples explotaciones agrarias. La tecnología inteligente acaba con muchos de los problemas asociados a las tuberías por gravedad tradicionales, proporcionándoles a todos los usuarios un gran servicio dentro de las limitaciones que supone la fuerte presión de carga de una tubería por gravedad.

El software gestiona automáticamente los pedidos de agua para asegurar que no exceden la capacidad de la tubería y que se cumple con ellos. Cuando se recibe una orden el software usa un modelo hidráulico de la tubería para verificar el tiempo y caudal teniendo en cuenta los pedidos simultáneos y la capacidad de la tubería. Si no tiene capacidad suficiente para proporcionar el caudal requerido para la duración del pedido, el sistema da la opción de reprogramar o aceptar un caudal inferior.

El sistema instalado para Goulburn-Murray Water abastece a cuatro regantes y cuando se complete en su totalidad funcionará bajo condiciones de gravedad (280 l/s, 24 ML/d) y, cuando sea necesario, bajo condiciones de bombeo (530 l/s, 46ML/d)

Los sistemas híbridos LEP tienen una bomba instalada en la entrada de la tubería para impulsar el sistema de gravedad, proporcionando a los usuarios la opción de bombeo para mantener la presión (y por tanto caudales) en momentos de alta demanda. La tubería ahora está operativa y la operación híbrida será evaluada durante diciembre de 2004.