En la última edición de The Australian Farmer, Peter Moller, Director de Desarrollo de Rubicon, puso de relieve las principales repercusiones que van a tener la automatización y los big data en el sector de la agricultura irrigada los próximos años.

En el artículo destacó los siguientes puntos:

  • Mediante el uso de la tecnología, los regantes australianos están alcanzando niveles mucho mayores de eficiencia en la aplicación del agua en comparación con sus competidores. En otras partes del mundo esta tecnología tiene un enorme potencial.
  • Prevé que los productores pasarán de usar múltiples programas de software a gestionar su equipo y los datos de sus explotaciones en una plataforma única que lo haga todo.
  • Cada vez más, los sistemas de agricultura podrán predecir las necesidades futuras de los cultivos y decidir cuándo regar en lugar de que sean los productores los que tomen la decisión.
  • Además, estos sistemas pueden llegar a ser totalmente autónomos en un futuro cercano y decidir cuándo regar y a continuación regar automáticamente.

Puede acceder a la entrevista completa en el siguiente enlace (inglés): https://issuu.com/bpts/docs/the_australian_farmer/264