Modernas compuertas telemétricas, las más grandes instaladas hasta ahora en Latinoamérica, permitirán medir el caudal y distribuir el agua en el contexto de esta obra a cargo del Ministerio de Obras Públicas.

Continúa avanzando el Plan Maestro de Evacuación y Drenaje de Aguas Lluvias en la ciudad de Chillán (Ñuble, en el sur de Chile) proyecto a cargo del Ministerio de Obras Públicas, por intermedio de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), con la instalación de tecnología telemétrica de Rubicon Water que permitirá medir con precisión el caudal y flujo del agua en el Estero Las Toscas, lo cual beneficiará a la capital de esa región.

Durante los últimos días nuestro equipo de Chile viajó a la zona para ejecutar este proyecto e instalar modernas compuertas modelo FlumeGate, las más grandes utilizadas hasta ahora en Latinoamérica, las cuales permiten tener información exacta sobre la cantidad de agua que lleva el canal, con el propósito de distribuirla de acuerdo a las necesidades y de manera automatizada.

En este caso, la obra ayudará a mitigar los efectos de eventuales inundaciones y también derivar agua al Canal Santa Elisa, que fluye en este punto del estero, para beneficiar a los regantes dependientes del mismo. Las compuertas de regulación (en la foto) se abren y cierran de manera automática de acuerdo a lo que el usuario programa y serán controladas a distancia desde una oficina o un teléfono móvil, ya que se conectan a una red SCADA.

 Esta tecnología ha sido incorporada por decenas de Organizaciones de Usuarios de Aguas en Chile y otros países de Latinoamérica -como es el caso de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble o la Asociación de Canalistas Cato Ñuble- para aumentar la eficiencia y productividad del riego agrícola y beneficiar así a los miles de regantes que dependen del recurso hídrico proveniente de los flujos naturales o canales respectivos.

 “Debido a que las compuertas arrojan información en tiempo real, permiten tomar decisiones de riego que conllevan a un aumento considerable de la eficiencia, algo fundamental en el actual contexto de sequía, donde se debe cuidar cada gota en los procesos de distribución del recurso hídrico en la Agricultura o en cualquier rubro donde sea aplicable, como este caso que beneficiará a la ciudad de Chillán. Proyectos de este tipo han permitido soslayar severas sequías, como en Australia en los años 90. O en el caso del norte de Chile, donde usuarios como la JV Río Elqui o la JV Río Choapa, entre otros, han logrado distribuir agua a cada regante de manera equitativa en un contexto de crisis hídrica”, sostiene Jorge Ramírez, Rubicon Water Latinoamérica.