El medidor de flujo para tomas parcelarias desarrollado por la compañía fue sometido a una serie de pruebas reales por varios meses y alcanzó una precisión de ±2,5%.

La gran calidad de la tecnología de gestión hídrica de Rubicon Water ha obtenido una nueva e importante certificación, que demuestra nuevamente el liderazgo a nivel mundial que ha alcanzado la compañía en la investigación y desarrollo de soluciones para la medición y distribución precisas del recurso.

Esta vez, el Instituto Nacional de Medición del Gobierno de Australia entregó la “Pattern Approval Certification” al medidor de flujo SlipMeter™ SM-600, uno de los productos fabricados por Rubicon Water y el cual integra y combina una compuerta de regulación y un medidor para las tomas parcelarias y de canales.

La certificación la realiza un organismo imparcial que evalúa el diseño de un producto de este tipo para contrastarlo con exigentes estándares internacionales, con el propósito de determinar la precisión en su medición y si ésta se conserva al operar en una variedad de condiciones reales y diversos ambientes.

SlipMeter se utilza para medir y controlar el caudal en las tomas de los regantes, en instalaciones de canales abiertos conectados a tuberías, automatización de estructuras de regulación del canal y en sus tomas laterales, entre otras funcionalidades.

Es el tercer producto de medidores de flujo de la empresa que recibe una certificación, sumándose a BladeMeter™ y Sonaray™ Pipe Meter, las que recibieron en 2019 la certificación NMI M 10.

Australia es el país de origen de nuestra compañía, la cual se creó en los años 90’ en el contexto de una alianza público – académica – privada y una grave sequía que atravesó ese país. Desde ese entonces, se ha expandido por una veintena de países con decenas de casos exitosos en que grandes distritos de riego y autoridades encargadas de la distribución del agua han comprobado su altos niveles de eficiencia.

Para lograr la certificación, SlipMeter fue testeado en un riguroso proceso que permitiera demostrar que cumpliera con los medidores NMI M 11-1, destinados a la medición de agua en canales abiertos y tuberías parcialmente llenas, lo cual está estrechamente relacionado con el estándar internacional OIML R 49.

El resultado fue que el SlipMeter tiene una precisión de ±2,5%, lo cual se obtuvo en todas las condiciones en las cuales se probó. La aprobación del modelo se realizó en el SlipMeter SM-600 a un caudal mínimo de 1,0 ML/d y un máximo de 39,0 ML/día.

Esto es un gran hito para Rubicon Water y una paso sumamente importante para continuar demostrando los altos niveles de precisión de nuestra amalgama de productos para la medición y distribución del recurso hídrico.

SlipMeter tiene una altura / anchura de 600 mm. y aprovecha la tecnología de medición de flujo Sonaray, también fabricado por la compañía y en el cual 32 transductores en ocho planos envían y reciben pulsos ultrasónicos para determinar la velocidad del flujo. Está aprobado para operar tanto en condiciones de flujo sumergido como parcialmente lleno, con un nivel de agua mínimo de 180 mm. para mantener la precisión certificada.

Consulte el certificado de aprobación a continuación o busque el número de documento NMI 14/3/62.